HIGIENE BUCAL: Como tener unos dientes perfectos

144
higiene-bucal

La higiene bucal es muy importante para nuestra salud de forma general.

Es responsabilidad de los padres cuidar de la higiene bucal de los bebés desde que sus primeros dientes aparecen. Deben de estar pendientes de la higiene bucal del niño limpiándole los dientes después de cada toma del biberón. Ya sea o con una gasa húmeda o un cepillo de diente especial para ello.

También es recomendable visitar a nuestro dentista cuando el bebé comience a tener sus primeras piezas dentales.  Para asegurarnos de que el crecimiento de los dientes y la salud de las encías es correcta.

Cuando los niños van creciendo debemos hacer mayor hincapié en la higiene bucal. Crearles hábitos saludables de cuidado y limpieza de los dientes y encías en las rutinas diarias de los pequeños.

Higiene bucal en niñosConsejos para tener una buena y correcta higiene bucal:

Para lograr una excelente higiene bucal tienes que llevar a cabo una rutina diaria de limpieza y mantenimiento de tu boca. Es muy importante estar atentos de todos los cambios que se produzcan en nuestra boca y acudir al dentista inmediatamente cuando nos percatemos de que algo no va bien.

Cepillado de dientes.

Hazlo como mínimo tres veces al día. Muy recomendable tras cada comida. Realiza movimientos suaves de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Limpia la zona de atrás de los dientes e intenta llegar a todos los lugares de tu boca.

Cepilla la lengua.

Para tener una mejor higiene bucal. Frota la lengua varias veces para limpiar los gérmenes y bacterias. Estos en ocasiones pueden producir mal aliento.

Utiliza un cepillo eléctrico.

Si está en tus posibilidades usa un cepillo eléctrico. Esto mejorará la limpieza de tu boca y y notarás considerablemente que tu boca queda más limpia. Pasa el cepillo tanto por la parte frontal como por la parte de atrás de tus dientes.

Renueva el cepillo.

Renueva tu cepillo de dientes cada 2 o 4 meses según el uso que le des. Un cepillo en mal estado no realizará las funciones de limpieza adecuadas. Si el cepillo es eléctrico también debes cambiar el cabezal cada 2 o 3 meses aproximadamente.

Utiliza hilo dental.

Usa el hilo dental para limpiar algunas zonas complicadas y entre los dientes. Ayuda mucho a la hora de previenes las caries interdentales y eliminas la placa bacteriana más resistente. Es muy recomendado para mantener una higiene bucal perfecta.

Utiliza colutorio.

Para garantizar una higiene bucal perfecta y completa utiliza colutorio tras cada cepillado. Con el colutorio alcanzaras zonas que no puedes limpiar bien con el cepillo o el hilo dental. El colutorio previene infecciones y enfermedades en la boca, las encías y la lengua. Además ayuda a eliminar el mal aliento.

Acude al dentista regularmente.

No sólo debes de acudir al dentista si detectas algo extraño en la boca. Debes hacerlo al menos una vez al año. Así garantizas que todo esta bien con tu boca y dientes. La higiene bucal depende de ti únicamente, pero otras enfermedades bucales no son fáciles de identificar a simple vista.

 

Realízate una limpieza bucal.

Vete al dentista al menos una vez al año y realízate una limpieza bucal profesional. Estas limpiezas bucales realizadas por un especialista te eliminan todas las manchas que puedas tener. Ya sean provocadas tanto por del tabaco, el café o el té. También eliminan el sarro acumulado de los dientes que con el cepillado no se elimina.

Esperamos que con estos simples consejos puedas tener una higiene bucal perfecta. Recuerda que la esencia está en tener una rutina diaria y disciplinada sobre tu higiene bucal. Haz que tu no seas la causa por la que se apague tu sonrisa.