Actualmente en muchos países ser madre es alejarte de tu trabajo o profesión, esto y que no tiene comparación con otro amor experimentado antes, es una lastima que en ocasiones esto sea un «problema» al intentar reincorporarnos en el mercado laboral. Nuestras sociedades están llenas de prejuicios y de condiciones. No deja de ser una realidad que existe una diferencia notable para nosotras las mujeres.

Está demostrado con estudios que respaldan dicho planteamiento, pero está demostrado aún más en el día a día. En los cargos de las empresas, en los salarios, en las preferencia por parte de los directivos. Aunque se niegue todos sabemos que es así.

El siguiente vídeo nos muestra la realidad de muchas mujeres que después de haber tenido el privilegio de ser madre y de poder criar nuestros hijos, tenemos que reincorporarnos a la vida laboral. Espero que les guste, es realmente muy lindo.